Y colorin colorado! una parte de esta nueva historia

ha terminado con mucha felicidad, gracias a Dios! todo salió perfecto y hasta el tiempo acompañó sin una gota de humedad!!!! (por las benditas tortas!" con un día y una noche estupendas! 
 
Asi fue….y comienzo por el final: cuando llegué a casa tarde y cansada y con los pies hinchados y deseando tirar lejos los zapatos de taco alto y ponerme mis cómodas pantuflas!  Me senté un momento en la oscuridad y repasé mental y emocionalmente cada momento desde que en esta semana, fuimos dando punto final a los detalles hasta ese momento en el que estaba a solas con mi retrospectiva.  Sin pretender cambiar absolutamente nada, sentí que las lágrimas corrían por mis mejillas y me di cuenta que no eran de felicidad, ni de tristeza, eran lágrimas de tremendo agradecimiento a Dios por TODO. Fue una emoción muy especial…lo sentí grande, inmenso en mi pecho.
 
Cada vez que algo así me sucede, siento en la profundidad de mi alma, que no lo estoy haciendo mal….que sea cual sea el camino que estoy haciendo, no le estoy errando, porque siento que la mano de Dios está alli, más que estar, siento que me sostiene…
 
No es de ayer ni de días anteriores, es desde hace mucho tiempo, y es por eso que no dejo de agradecer día a día, momento a momento- Más especialmente cuando tengo oportunidad de vivir un hecho como lo es la boda de mi hija. Y lo fue antes la de mi hijo y más tarde el nacimiento de mi adorado Santi.
 
Quizás pude no estar, no vivir esos momentos maravillosos, pero los hechos sucedidos en el tiempo, que muchas veces pasa, en el momento no le encuentro explicación o hasta me parecen disparatados, luego puedo verlos como enlazados uno al otro y el resultado o como van sucediendo las cosas, me hacen sentir esa certeza: voy por el camino indicado. Y sólo me resta agradecer, agradecer y agradecer.
 
No pido nada, aún, cuando hay muchas cosas que me gustaría estuvieran o fueran mejores, me doy cuenta que no es alli dónde debo hacer hincapié, si, en todos esos hechos que  a la larga o en el mismo momento como ayer, me ensanchan el alma…….
 
Esta vez, solita, me encargué de organizar una pequeña reunión dónde quienes queremos con real amor tanto a Paula como a Damián, pudieramos, luego del trámite civil, acompañarlos en un brindis por su felicidad de ese momento y que si Dios así lo dispone, será por siempre.
 
Sinceramente, esta fue la primera vez que hago algo asi. Y desde el vamos! cuando un día se me ocurrió decir: "Qué te parecesi yo te hago las tortas?" !  Cuántas veces a lo largo de estos días, he pensado: "pero yo estoy loca!" "cómo me embarqué en  semejante lío sin tener experiencia!" y hasta me sentí estresada al punto de hacer un principio de neumonía! que quedó en eso! sólo un principio, con una fiebre sin saber de qué y con ningún síntoma, sólo una radiografía, mostró lo que si hubo, porque misteriosamente, la fiebre desapareció y yo volví a sentirme bien, claro que con antibióticos por consejo médico. Tanto mi hija, super comprensiva, como mi esposo, me decían que no olvidara que estaban las confiterías como alternativa!
 
Pero yo sentía que eran algo que yo podía con mis manos y todo mi amor, hacer para ella y a pesar de nervios más o menos, con ese ingrediente como principal, no podían quedar mal.
 
Y no quedaron! Cosecharon muchos elogios tanto por la "pinta" como por el sabor y si, quedé muy contenta. El lugar fue precioso, en un saloncito del hotel Holydays Inn, precioso amibientado, cálido y acogedor como es nuestro gusto. Servido de maravillas por un equipo formado por el encargado de eventos y 5 chicos jóvenes atendiendo en todos los detalles solicita y exctamente a cada una de las personas que alli estabamos.
 
El  momento emotivo fue antes de cortar la torta, cuando Damián dirigió unas palabras a los presentes y luego se dirigió a Paula con su modo tan personal mezcla de "payaso" y hombre serio, logrando un humor muy especial que con mucho agrado veo comparte total y absolutamente mi hija.
 
Todos brindamos, comimos torta, tomamos un exquisito café y los novios comenzaron su retirada. Hube de quedarme hasta el final, habia cosas que debían volver conmigo y mientras eso se preparaba, tuve mi momento de relax, descalza! y tomando otra tacita de café, acompañada por los chicos y el encargado, Sr. Nelson Dalto, que nos habian atendido, mientras ellos tbièn compartían una copa conmigo y un trozo de torta….
 
Final feliz, y sensación de "Tarea cumplida!"
 
Una reseña de las fotos, mostraran a quienes quieran verlas, algunos de esos momentos que las palabras no alcanzan ilustrar!
 
Y gracias! muchas gracias! a las amigas que han seguido mis días y me han dejado sus palabras llenas de cariño y buenos deseos para con mis hijos y yo. Gracias! y una vez más, con mucho gusto, comparto uno de mis preciosos momentos con ustedes! 
 
 
 
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s