FELICIDAD

asi es, otro acontecimiento de cuya mano, viene una vez más la felicidad a mi vida… A horas de la boda de mi niña bonita, Paula, (y con las tortas ya hechas!) agradezco a Dios, una vez más, todo esto tan lindo, que me permite, vivir y compartir.

Sin duda estas tortas que quise hacer en honor de mi hija, distan mucho de estar perfectas, como lo hubieran sido de confitería! pero si, sé, que entre sus muchos ingredientes el mayor, ha sido, el de mi amor por ella…

Toda la felicidad del mundo, el bienestar y ella sabe bien que no me refiero a lo material, todo lo que ella sueña, es mi deseo sea realidad hoy y siempre.

 
Agradezco por mi parte, como dije antes, a Dios! a Nuestro Padre maravilloso, que me permite sentir lo que hoy siento. Pudiendo estar aqui, sana y entera, para ver como mi hija, comienza esta nueva y muy importante etapa de su vida, asi como hace ya 3 años, mi querido Diego lo hizo.
 
Es una mezcla de felicidad, con sensación de deber cumplido, aunque eso no signifique que me vaya a desentender de ella, como no lo he hecho de mi hijo, más bien, cada vez comprendo más profundamente a mi propia madre. Porque jamás una madre, puede desentenderse de sus hijos, aunque hayan crecido, se hayan independizado, hayan formado sus propias familias…Siempre estoy y estaré pendiente de ellos y de sus familias. Y su felicidad es y será la mía, asi como sus tristezas, lo son tambièn mías, hasta el fin de mis días.
 
Creo que llega un momento en la vida, en que la propia felicidad, se miniminiza, ya no es lo más importante, sino que ésta se vive de forma muy especial a través del bienestar de los hijos. Por lo menos, eso me está pasando a mi…
 
Pauli querida, esta entrada está dedicada a ti, con todo mi amor, a una hija muy especial, a una amiga incomparable, que si bien yo estoy pendiente de ella,  ella lo está de mi. Dándome aliento si lo necesito y disfrutando cuando es lo contrario.
 
Amor mio, repito lo de antes: Toda la felicidad del mundo, todo el bienestar, todo lo que sueñes, es mi deseo sea realidad hoy y siempre, te lo mereces y que Dios me permita ser testigo de ello, por mucho tiempo y disfrutar de nuevos nietos!
 
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s