Acerca de la ira….

Tardecita de domingo fría, muy fria, con un solcito que apenas entibió el día, con muchas chimeneas humeantes que me hablan de hogares , de familias reunidas a su calor, y a mi vez, me hace sentir acogedoramente guardadita y agradecida por poder estarlo y sentirlo.

Esta entrada de hoy me la inspiró una entrada en uno de los espacios amigos y me gustó para dejar mi sentir una vez más, lo que yo pienso, lo que creo acerca de este tema, asi como lo he hecho con otros tantos anteriormente.

No soy una experta en nada, sólo lo que he vivido, mi propia experiencia y como todo eso, ha contribuido a mostrarme determinados caminos que para mi, han sido una magnífica forma de sentirme bien en todos los aspectos.

La ira fue algo que también me tocó sentir, pero gracias a Dios! hacía tanto tiempo ya que ni siquiera lo recordaba…

Generalmente comienza con un sentir de rabia, enojo, por algo que no sale o por alguien que no  actúa o siente como nosotros esperamos o deseamos…es más me atrevería a decir que siempre es una persona la que desencadena la ira. En ese caso, creo que lo primero es reconocerla, reconocer ese sentir que nos nos ayuda, que nos nos hace sentir bien. Todo lo contrario.

Hay unas cuantas formas para ayudar a que se diluya, entre otras: cantar a voz en cuello, gritar todo lo fuerte que podamos, claro si es posible dónde no nos cataloguen de locos!, hacer ejercicio físico, buscar ayuda, llorar, uno de mis favoritos, ayuda a limpiar esos sentires que nos nos benefician, rezar, otra buena opción para quienes tenemos fé y esta que comparto aqui hoy: una especial meditación.

Dice: Cuando sentimos el aguijonazo de la ira tal vez sea el momento de salir un rato a pasear y a meditar. El aire fresco, los árboles verdes y las plantas nos confortarán amablemente.

Podemos practicar asi:

"inspiro y sé que la ira está en mi,

espiro y sé que soy la ira.

Inspiro y sé que la ira es desagradable.

Espiro y sé que este sentimiento pasará.

Inspiro y me tranquilizo.

Espiro y sé que soy lo suficientemente fuerte

como para cuidar mi ira"

Para mitigar el sentimiento de desagrado que acompaña a la ira, dedicad por entero vuestro cuerpo y vuestra mente a la práctica de la meditación, acompasando la respiración con los pasos y marcando atentamente la huella de vuestros pies sobre la tierra.

Caminaremos recitando esas frases, a la espera de obtener la tranquilidad necesaria para poder apartar la ira.

Mientras tanto podemos gozar de nuestra respiración, del paseo y de la belleza que nos rodea.

Al cabo de un rato se habrá diluído la ira y nos sentiremos más fuertes.

Entonces podremos mirarla de frente e intentar comprender su porqué y quitarla definitivamente de nuestra mente."

Esta meditación me la compartió mi querida amiga Graciela, no es la primera vez que la nombro aqui, amiga desde la infancia, a quien quiero mucho, con quién tenemos muchos sentires en comùn, además de compartir absolutamente, una filosofía de vida.

Realmente es excelente, esta meditación, porque a estas alturas no podemos ignorar y yo soy una ferviente creyente, mi propia experiencia, lo avala, que nuestra respiración y nuestras emociones, están íntimamente ligadas.

Otra forma de ayudar a diluir la ira, es tomar una almohada o almohadón y darle golpes como "quien lava y no tuerce", pero hay un momento en que es necesario, guardarse para "adentro", a solas con uno mismo, algo que generalmente no se practica, siempre se trata de estar "rodeado" y no siempre la ayuda, el apoyo que se necesita viene de "afuera".

Claro, es cierto que en "caliente" esto no es posible, por eso, lo primero, sería tratar de sacar fuera la ira, para luego, a solas, tomar cierta distancia para poder apreciar mejor la situación y siendo sinceros con nosotros mismos, darnos cuenta que en algún momento cedimos el poder sobre nosotros a algo o a alguien.

Hay algo que pocas veces tomamos en cuenta y es que tenemos la opciòn de elegir como sentirnos…Claro no es fácil ni sencillo, pero se puede, solo hay que pasar más tiempo con uno mismo, la soledad no siempre es mala compañera, por el contrario, es una excelente amiga cuando de conocernos más se trata. Pero este será tema para otra entrada! 

Volviendo a la ira, no podemos desconocer que fisicamente nos afecta y cómo! aumenta la secreción de adrenalina, la presión se eleva y se incrementa el ritmo cardíaco; hasta puede llegar a producir derrames y ataques al corazón.

Sin contar como nos vemos en esos momentos, se nos crispa el rostro, las facciones y la mirada se endurece, a veces la furia es tanta que pareciera "echamos chispas por los ojos" y además esto no solo lo vivimos nosotros sino que tambièn afecta a quienes nos rodean.

Por eso, jamas debemos "guardarnos" la ira, siempre hay que tratar de encontrar la forma adecuada a cada uno para que se vaya! La ira comunmente se "amiga" con el resentimiento y ese dúo junto puede ocasionar estragos en las personas.

Al fin, luego del reconocimiento, de la "evaporación" de la ira, de la aceptación por nuestra parte de que hay situaciones, asi como personas a las que no podemos cambiar, ni obligar a hacer o ser como desearíamos, podemos perdonar y con el tiempo hasta nos podemos llegar a amigar!

Siempre recuerdo una frase de mi querida Guiomar y que en esas situaciones deberíamos tener siempre presente: "No hay mal que por bien no venga", es la mia, sólo que un poquito diferente: "En esta situación hay un bien escondido para mi, lo bendigo y pido se manifieste"

Luego el tiempo, magnífico maestro, se encarga de mostrárnoslo, si lo sabemos VER. Porque VER realmente, va mucho más allá de ver o mirar con los ojitos que Dios nos dió, es como yo le llamo…ver con los ojos del alma…eso interno, profundo, una especie de sabiduria interna, que todos tenemos y que no siempre le prestamos atención…..  

 

2 Respuestas a “Acerca de la ira….

  1. Nofret ♥♥♥♥

    Hola Mary, muy buen consejo, pasear, siempre la naturaleza nos tranquiliza, tomar aire fresco y puro y dejar escapar el mal humor. A mí me da muy buenos resultados la música y mis perros y sobre todo leer. Besos amiga y feliz semana

  2. la novia del viento

    es dificil mari, es dificil, a veces es muy dificil controlar, en ello estoy, besos, mely

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s